domingo, octubre 23, 2005

El mercado de las armas de fuego

Suponiendo que no existiera el tráfico ilegal de armas, el mercado sería así:

Es
tructura: Puede ser un monopsonio o un oligopolio, dependiendo de los clientes que haya. Por ejemplo, si es legal que una persona adquiera un arma de fuego sería un oligopolio, pero si sólo el gobierno puede comprarlas, es un monopsonio.

Supuestos: Hay poca cantidad de empresas, si una modifica el precio forzará a otras a hacerlo también. El producto es similar, no homogéneo, pero las diferencias entre un arma y otra no son demasiadas. Hay muchas restricciones tanto para comprar como para vender armas. La información es casi perfecta porque a) se conoce a todos los productores y los productos, b) se saben todos los precios, c) se puede conocer el monto gastado por un país o persona en armas, y d) la información extra necesaria es pública (situación de la delincuencia, terrorismo, etc.). Las externalidades son muchas y la mayoría negativas.

Barreras: Las barreras sobre todo son legales. Se requieren muchos permisos, licencias, pagos, impuestos, etc. Las barreras tecnológicas y financieras son indirectas: se necesita mucha maquinaria especializada y capital suficiente para comprarla.

Mercado más competitivo: ¿Que todos fuéramos clientes o que todos fuéramos productores lo haría más competitivo? Parece que este mercado no puede ser competitivo sin tener graves consecuencias. Siempre habrá más demanda que oferta y mercado negro derivado de esto.

Hace 20 años: Este mercado ha crecido con el tiempo, pero no se ha hecho ni más ni menos competitivo y este comportamiento continuará así por la propia naturaleza del mercado.

Registo Nacional de Armas de Argentina
Legalmanía

3 comentarios:

Lester dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Raven dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Luis Miguel Treviño dijo...

Manuel en el caso del mercado negro de armas en México es muy complicado, más que ir a la SEDENA y adquirir un permiso de transportación de armas, con su respectivo registro, actualmente se puede adquirir un arma con requisitos muy accesibles, solamente tienes que comprobar el uso destinado al arma y presentar una serie de identificaciones. El mercado negro de las armas es contraproducente para los consumidores ya que no se conocen los antecedentes del arma, lo que ocasiona una externalidad negativa hacia los demandantes, por otro lado en ocasiones es más barato adquirir el arma por medio de la SEDENA que a través de mercenarios de armas.