domingo, octubre 23, 2005

Actualmente, la rivalidad entre la UE y E. E. U. U. por la fabricación de aeronaves civiles de gran escala ha aumentado dada la presencia del A380 de Airbus (con capacidad para transportar a 555 pasajeros y 250 toneladas); éste ha desplazado al Boeing 747, contrayendo su demanda. Alemania, Francia, Reino Unido Y España son los cuatro países europeos que han respaldado con créditos el desarrollo de esta aeronave.[1]

1.
El mercado de la aviación (en este caso transporte de civiles) se entiende como un oligopolio, ya que son pocas las empresas que tienen la capacidad de construir tal tecnología -para llevar a cabo este tipo de proyectos se requieren inversiones multimillonarias y conocimientos científicos muy específicos.

2. Supuestos.
* Libre entrada/salida: como ya se mencionó, la participación en este mercado está restringida por los conocimientos y el costo implicados. Su precio unitario es de 283 millones de dólares.
* Producto homogéneo: los aviones son similares en cuanto que transportan civiles, sin embargo, cada uno posee características diferentes.
* Información perfecta: existe un acuerdo –el cual data de 1992- entre la Unión Europea y Estados Unidos donde se estipulan aspectos como el límite de la inversión pública destinada a la construcción de aviones, entre otras cosas. Dicha información está disponible en sitios oficiales de la Unión Europea.
[2]
* Derechos de propiedad: aunque éstos están bien definidos en el acuerdo de 1992, Estados Unidos no ha cumplido al 100%.
* Externalidades: una del tipo positivo es la generación de empleos; la cifra asciende hasta ahora a 10,000 y está previsto que para 2006 llegue a 40,000.

3. El hecho de que la tecnología y el capital necesarios para producir estos aviones esté concentrada en algunas potencias constituye una barrera para su producción.

4. Si hubiera más países con la misma capacidad monetaria y científica para construir grandes aviones de transporte civil los costros descenderían y el mercado sería más competitivo. Pero considero que es muy difícil que esto ocurra -al menos en el corto plazo.

5. Este mercado ha sido poco competitivo desde sus comienzos. Estados Unidos es uno de los países que ha tenido un mayor número de compañías fabricantes de aeronaves –tanto civiles como militares y de otro tipo- y creo que, junto con Europa, seguirá teniendo gran control sobre el desarrollo y creación de este tipo de tecnología.

[1] Usi, Eva. “Europa: superpotencia de la aeronáutica”, Deutsche Welle DW-DORLD.DE (Octubre 23, 2005).
[2] División de Intercambio. “WTO Dispute Settelment”, Portal de la Unión Europea. (Octubre 23, 2005).

2 comentarios:

MovieDude dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Luis Gómez Chow dijo...

Me gustó tu comentario, es verdad que muy pocos países y empresas tienen la capacidad monetaria, científica y legal para producir aeronaves. Creo que existen muchos consumidores ya que todos, o casi todos los países tienen 2 o más empresas de aviación; lo triste es que algunos países cuyas empresas de aviación son débiles (como México)no pueden adquirir unidades realmente nuevas y se tienen que conformar con unidades usadas o menos avanzadas (Mexicana, Aeroméxico y todas aquellas empresas menos confiables)